CASOS DE ESTUDIO

PISCINA DESBORDANTE INTEGRADA EN EL PAISAJE

Cabecera casos de estudio

PISCINA DESBORDANTE INTEGRADA EN EL PAISAJE

PISCINA DESBORDANTE INTEGRADA EN EL PAISAJE

Con un diseño vanguardista, el arquitecto plantea una integración total entre el jardín, la piscina y el mar.

La piscina se apoyará en una estructura de acero suspendida de la del edificio y que sobresale en parte de la fachada. La estructura, que reproduce una superficie esférica, irá cubierta en toda su parte inferior por un casquete esférico de 11 m. de diámetro, similar a un cuenco, que se dividirá en tres segmentos esféricos . Además, este cuenco debe ir aislado térmicamente ya que en parte hace de falso techo de un salón del edificio, debiendo también cumplir la Normativa de la Edificación respecto a la resistencia al fuego.

Dada las curvaturas y la forma irregular de la piscina, diseñada con sistema desbordante en canales perimetrales y con escalera de peldaños integrada, y la curvatura y dimensiones del cuenco, la Dirección Técnica adopto nuestra solución en p.r.f.v. Esta propuesta garantizaba todas las prestaciones técnicas que se le exigían a las piezas (resistencia mecánica-autoportantes, resistencia a la intemperie, estanqueidad, resistencia al fuego,…), posibilitaba la perfecta reproducción de las formas del diseño arquitectónico y aligeraba notablemente la carga sobre la estructura soporte suspendida.

El principal problema era construir un molde de tales dimensiones y con las medidas precisas para, reproduciendo el diseño de proyecto del cuenco, ajustarse a la estructura soporte ya construida así como a las subestructuras ya instaladas que delimitan los cerramientos acristalados exterior e interior del salón. Por otra parte, dadas las exigencias de la Dirección Técnica, su curvatura y acabado habían de ser perfectos.

Se necesitó realizar un levantamiento topográfico de la estructura de acero así como de todos los puntos de encuentro del cuenco con la piscina superior y las subestructuras de los cerramientos.

Para construir el modelo del cuenco se optó por utilizar como base la escayola, a la que se daría forma con un útil que se desliza por una guía circular, diseñado expresamente para tal función. Antes hubo que digitalizar todos los elementos del modelo y hacer simulaciones previas a su construcción, dada la exactitud con que había que construir la pieza.

Para asegurar la estabilidad dimensional, el molde del cuenco se construyó utilizando un sistema especial de resinas de casi nula contracción, el mismo que se utilizó en la construcción de la pieza pero con resinas ignífugas. Ambos se realizaron por moldeo por contacto.

La pieza es autoportante y lleva embutidos los elementos metálicos para su fijación a la estructura, diseñados para absorber las discontinuidades de la estructura y para ejecutarse con un acceso muy reducido. Tanto su posicionamiento como el recorte definitivo de la pieza necesitaron de medios topográficos.

Para la manipulación y transporte de la pieza se utilizaron útiles construidos especialmente. Igualmente para su instalación, con la complicación añadida del avanzado estado de la construcción cuando hubimos de acceder a la zona interior.

Una vez instalada se procede a la colocación del aislamiento térmico y se ajustan todos los encuentros y remates.

Finalmente se procede a aplicar el acabado con una pintura metalizada, de alta resistencia a la intemperie.

En la construcción de la piscina se partió de elementos prefabricados que se ensamblaron “in situ” sobre la estructura de apoyo, a la que se fijaron mediante un sistema de anclaje ideado expresamente dado la poca accesibilidad de que se disponía.

Para obtener las formas del fondo de la piscina, los laterales, los canalones perimetrales, la escalera,… según el diseño de proyecto, se realizaron moldes con medidas también obtenidas de un exhaustivo levantamiento topográfico.

Las piezas eran autoportantes adaptadas a la estructura y se realizaron por moldeo por contacto utilizando un sistema de resinas de baja contracción especial para piscinas, de casi nula absorción de agua y alta resistencia a la hidrólisis.

Para el ensamblaje se utilizó una precisa técnica de nivelación dado que la piscina había de rebosar uniformemente por todo su perímetro de más de 25 m.l., con formas irregulares y discontínuas.

También se instalaron los accesorios de fontanería y focos sumergidos, perfectamente embutidos y garantizando la estanqueidad.

Para el acabado se empleó un “top-coat” especial para piscinas de alta resistencia a la intemperie.